¡Peligro! ¡Redes sociales!

¿Cuántas veces al día revisas las últimas publicaciones en tus redes sociales?

Prácticamente todos nosotros hacemos uso de ellas a diario. Aplicaciones como Facebook, Twitter Instagram se han convertido, en unos pocos años, en imprescindibles. Llevamos toneladas de información en el bolsillo, y resulta tan tentador echarle un vistazo…

Aunque en sus orígenes las redes sociales se desarrollaron con el objetivo de facilitar la comunicación, acercar a las personas y potenciar el intercambio de información, su uso resulta paradójico: no sólo nos distancia y nos obliga a restar atención a quien está a nuestro lado, sino que puede, además, ponernos en peligro.

Imagen cortesía de Ambro - FreeDigitalPhotos

Imagen cortesía de Ambro – FreeDigitalPhotos

Quizá los adultos estemos algo más concienciados de esto, sin embargo nuestros chicos y chicas desconocen muchos de los riesgos asociados a un mal uso o al abuso de estas aplicaciones. Si lo pensamos fríamente, algunas de nuestras acciones vía redes sociales rayan en lo absurdo… Echa un vistazo…

Anuncios

3 comentarios en “¡Peligro! ¡Redes sociales!

  1. Sigo desde hace días su blog y quisiera aportar otro punto de vista en esta entrada sobre el “peligro de las redes sociales”. Entiendo que el peligro real reside en concederles a estas redes más valor y/o importancia de la que tienen. Nuestra especie, como otras muchas, aprende por imitación y ahí reside gran parte de nuestra responsabilidad. Incluso quien redactó esta entrada, ha caído inconscientemente en el mismo error de sobrevalorar a las redes sociales elevando a tres de ellas (Facebook, Twitter, Instagram) a la categoría de “imprescind ibles”. Curiosamente, no tengo ni he tenido nunca cuenta en esas tres redes sociales y jamás las he considerado imprescindibles, muy al contrario. Ni siquiera tengo el omnipresente Whatsapp y nada malo ocurre en mi vida. Twitter podrá ser imprescindible para un periodista, un agente de bolsa pero, ¿para un chico de 12, 13 o 14 años es realmente imprescindible saber que hoy Justin Bieber se ha puesto un vaquero de 1000 dólares?
    Como siempre, el valor de las cosas es subjetivo y enormemente influenciable por nuestro entorno, lo que nos enseñan, lo que vemos y lo que leemos…
    Perdón por el “ladrillo” que he intentado resumir pero que, obviamente, se ve que no lo he conseguido… 🙂
    Un abrazo desde la contradicción.

    Me gusta

  2. Sigo desde hace días su blog y quisiera aportar otro punto de vista en esta entrada sobre el “peligro de las redes sociales”. Entiendo que el peligro real reside en concederles a estas redes más valor y/o importancia de la que tienen. Nuestra especie, como otras muchas, aprende por imitación y ahí reside gran parte de nuestra responsabilidad. Incluso quien redactó esta entrada, ha caído inconscientemente en el mismo error de sobrevalorar a las redes sociales elevando a tres de ellas (Facebook, Twitter, Instagram) a la categoría de “imprescindibles”. Curiosamente, no tengo ni he tenido nunca cuenta en esas tres redes sociales y jamás las he considerado imprescindibles, muy al contrario. Ni siquiera tengo el omnipresente Whatsapp y nada malo ocurre en mi vida. Twitter podrá ser imprescindible para un periodista, un agente de bolsa pero, ¿para un chico/chica de 12, 13 o 14 años es realmente imprescindible saber que hoy Justin Bieber se ha puesto un vaquero de 1000 dólares?
    Como siempre, el valor de las cosas es subjetivo y sumamente influenciable por nuestro entorno, lo que nos enseñan, lo que vemos y lo que leemos…
    Perdón por el “ladrillo”, prometo que lo he intentado resumir pero, obviamente, se ve que no lo he conseguido… 🙂
    Un abrazo desde la contradicción.

    Me gusta

    • Hola Pink Panzer.
      En primer lugar, gracias por compartir tu opinión. Siempre es enriquecedor contar con otros puntos de vista. Nos hemos referido a esas tres redes por ser las más populares en ciertas franjas de edad y ser las de mayor número de usuarios, pero compartimos tu idea de que, en realidad, ninguna de estas redes es imprescindible. Y, como ejemplo que somos, es nuestra responsabilidad trasladar a los más pequeños que se puede hacer un buen uso de las redes, de Internet en general, pero que lo más valioso en la vida ocurre cuando apagamos las pantallas.
      Ha sido un placer leerte. Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s