Amor a la lectura: Los fantásticos libros voladores de Morris Lessmore

Ayer domingo se celebraba el Día del Internacional del Libro. Con más frecuencia de la que me gustaría, me encuentro, tanto fuera como dentro de la consulta, con padres y profes que se quejan de las dificultades que tienen para que sus hijos y alumnos lean. Y a todos ellos les digo lo mismo:

libro manos anciana reflexionando allende“El amor por los libros se desarrolla desde la infancia y se cultiva a lo largo de toda la vida”

Hoy quiero compartir con vosotros una historia fascinante: la de Morris Lessmore. Este corto, al que los Estudios Moonbot dieron forma, fue merecedor de un premio Oscar allá por el 2012. Además de ser una maravilla en términos cinematográficos, puede servirnos para reflexionar sobre el impacto que tienen los libros en la vida de las personas y lo esenciales que pueden llegar a ser. Quizá a los profes os pueda ser útil como herramienta didáctica para inculcar a los niños el amor por la lectura.

Y es que, tal como decía Borges, “La lectura es una de las mayores formas de felicidad. Y no se puede obligar a nadie a ser feliz”. La lectura y la felicidad son, por tanto, elecciones de cada uno.

Por cierto, ¿cuáles son vuestros libros favoritos?. Nos encantará que nos lo contéis en los comentarios.

libro paisaje lectura.jpg

¡Hasta el próximo post!

Anuncios

Con los ojos bien abiertos

Llevo un par de semanas queriendo retomar el blog y ponerme a escribir seriamente, sin embargo, esta temporada tengo compromisos laborales y académicos que requieren toda mi atención y me dejan muy poquito tiempo para otras cuestiones. Y eso, aunque para algunas personas sería una condena, una pequeña tortura, para mi es una suerte.

Precisamente la suerte es un elemento clave en el corto que hoy quiero compartir con vosotros. Esta historia, horneada en el Ringling College of Art & Design, tiene múltiples lecturas.

La lección con la que yo me quedo: A veces estamos tan sumidos en la rutina que no vemos cómo la suerte nos anda rondando… Abramos bien los ojos, seguro que encontramos más de un motivo para considerarnos afortunados.

Y ¡no lo olvides! ¡no todo el mérito es de la suerte! En palabras de Coelho, “Tenemos que aprovechar cuando la suerte está de nuestro lado y hacer todo lo posible por ayudarla, de la misma manera que ella nos está ayudando”.

Y tú, ¿qué haces para ayudar a la suerte?